banner 1milione di letture

dlmuffesp (4).png

5000.pngMiren esta imagen: es la de un hombre adulto, varón, estirando su órgano genital para mostrarlo a unos niños pequeños en la calle.

Es una escena de «John Dillermand» (‘John el hombre-pene’, en danés), el dibujo animado dirigido a niños, creado por Jacob Ley y realizado en colaboración con la asociación de educación sexual Sex & Samfund, transmitido por TV DR Ramasjang desde 2021 y realizado con la técnica stop motion. Los episodios narran las aventuras de John, que tiene un órgano genital muy largo que «usa como una herramienta, por ejemplo, para domesticar leones o para volar como un helicóptero. Pero a menudo su pene también actúa de manera independiente, lo que mete a John en problemas.» [AQUÍ, traducción del inglés mía].

Cuando circuló la noticia, a principios de enero, los medios se limitaron a hablar de acalorados debates, protestas, pero al final se encontró a un psicólogo, o una psicóloga, que absolvió la serie de televisión y el hecho terminó en el olvido; sin embargo, unos días después llegó la noticia que Disney había puesto la pegatina roja para menores de siete años a sus clásicos dibujos animados "Los Aristogatos", "Dumbo" y "Peter Pan", por mensajes dañinos y racistas.

Aunque se trata de productoras distintas (1), debemos considerar los fenómenos de forma unificada, porque todo llega simultáneamente a hogares conectados globalmente.

Por lo tanto, debemos señalar que al mismo tiempo los niños están protegidos de los gatitos, los bebés elefante y otros niños que no quieren crecer, mientras están expuestos a un hombre que muestra sus genitales. Si esta es la nueva cultura, se necesita una acción cultural de retorno. Inmediatamente.

(1) John Dillermand no es una producción de la americana Disney, sino danesa.

mb5.pngRiproduzione vietata
Copyright
Crediti fotografici
Edizione italiana dell'editoriale

 

 


 

Iscriviti alla newsletter